Cerrar
(0) artículos
Usted no tiene artículos en su carrito de la compra.
Productos
    Filters
    Preferencias
    Buscar

    Cuidados faciales recomendados para hombres

    La piel del rostro cumple la función de protegernos frente a los factores externos a lo largo de toda nuestra vida: nos aísla de las bacterias y suciedad del ambiente, se repara y se lubrica a sí misma, e incluso elimina los residuos diarios de forma automática.

    Sin embargo, con el paso del tiempo y la exposición a la luz solar, al aire y a sustancias contaminantes, sus propiedades se debilitan y  puede llegar a presentar serios problemas.

    Para que se mantenga saludable a lo largo del tiempo debemos cuidarla utilizando productos de cosmética facial acordes al tipo de piel, la edad y el estilo de vida.

     

    ¿Por qué utilizar productos faciales específicos?

    La piel del rostro del hombre presenta algunas características que la diferencian de la piel de la mujer. Debido a la producción de testosterona, es hasta un 20% más gruesa, produce más grasa y envejece de manera diferente. Además, el afeitado habitual impacta en la epidermis, produciendo una mayor sensibilidad e irritación en la zona del cuello y la barbilla.

     

    Limpieza.

    Es el primer paso para lucir una piel saludable. La rutina de limpieza debe realizarse por la mañana y por la noche, siempre antes del afeitado, pero sin exagerar con la frecuencia.

    Si la piel es seca, basta con utilizar agua micelar o toallitas húmedas de limpieza para hombres. En cambio, para pieles grasas y mixtas recomendamos el Effaclar Gel Mousse, específicamente formulado para remover profundamente la grasitud y suciedad de los poros sin dañar las pieles sensibles.

    Este limpiador de uso muy sencillo se aplica masajeando con un poco de agua tibia y luego se retira con abundante agua fría. No contiene jabón, por lo que su utilización no produce resequedad y deja la piel lista para el afeitado. 

     

    Exfoliación.

    Si bien la piel tiene su propio proceso de exfoliación natural, denominado descamación, no siempre realiza un trabajo completo y algunas de las células muertas se acumulan en la epidermis obstruyendo los poros.

    El resultado es un cutis de apariencia rugosa y sin luz, en el cual pueden aparecer unas finas líneas de expresión producto de la falta de oxigenación de la piel.

    Lo indicado para ayudar a que estas micro escamas se desprendan de la superficie, es utilizar un exfoliante para rostro masajeando la piel durante 4 minutos, una o dos veces por semana. El masaje activará la circulación, ayudando a la regeneración celular y a darle un aspecto joven y luminoso a la piel.

     

    Afeitado e hidratación.

    Una vez que se encuentra limpia, está preparada para el afeitado y la hidratación. El afeitado debe realizarse con una espuma o gel que facilite el deslizamiento de la cuchilla con suavidad, evitando cortes. Es muy recomendable rociar una fina capa de agua termal para cerrar poros y tonificar la piel antes de aplicar el hidratante facial.

     

    ¿Qué tipo de hidratante elegir?

    • Para las pieles muy grasas y con tendencia acnéica, es necesario utilizar una crema para el rostro matificante que reduzca la producción de sebo.

    • A partir de los cuarenta años, cuando comienza a hacerse evidente el paso del tiempo, pueden utilizarse cremas antiarrugas y de contorno de ojos para hombres.

    Recuerda que sin importar cuál sea el tipo de piel el uso de protección solar diaria ayuda a prevenir el envejecimiento, la aparición de manchas y el cáncer de piel.

    ¿Estás listo para comenzar a cuidar tu piel? Acude a tu Parafarmacia de confianza.