Cerrar
(0) artículos
Usted no tiene artículos en su carrito de la compra.
Productos
    Filters
    Preferencias
    Buscar

    Consejos para cuidar nuestros pies

    Los pies son una parte del cuerpo muy importante, por ello debemos cuidarlos e hidratarlos para que siempre estén en perfecto estado. Son el soporte de nuestro cuerpo y por ello, cuentan comuna resistencia y dureza mayor.

    ¿Qué factores pueden influir a nuestros pies?

    Los principales factores que son las temperaturas y el calzado, ambos son esenciales para el cuidado de pies.

    La temperatura afecta directamente a nuestros pies. En verano los pies los tenemos más dilatados, en cambio en cuanto entramos en el otoño, los pies se empiezan a contraer, por lo que disminuye el espacio que ocupa en los zapatos.

    Es recomendado llevar un cuidado especial sobre todo con los cambios estacionales, en verano se producen más durezas y sequedad. Debemos utilizar crema de pies especializada en el cuidado de la piel, dependiendo de nuestra dermis.

    El calzado afecta del mismo modo a esas durezas, de hecho, tienden a reforzarse. Con el verano llevamos un calzado más suelto, si tenemos alguna dureza o callo, en cuando cambiamos al calzado cerrado, las rozaduras acentúan la aparición de estas.

    La edad y el envejecimiento cutáneo son otros de los factores que debemos tener en cuenta. Esto afecta directamente a la circulación de la sangre, ya que, empieza a ser mala y por ello, comenzamos a notar sensación de frío en los pies.

    No solo eso, sino que también va cambiando su forma por el crecimiento del hueso. Por lo tanto, debemos tener en cuenta que el zapato que elegimos, ya que, debe adaptarse a nuestro pie y para ello debe tener espacio suficiente en el interior del calzado.

    Mantener los pies sanos

    Cuando nos duchamos o lavamos los pies, debemos secarnos bien los pies, para evitar la aparición de hongos. Además, tras secarlos, es aconsejable ponernos crema de pies hidratante al mismo tiempo que nos masajeamos los pies, hasta que esta se absorba por completo y de este modo, evitaremos la aparición de durezas en la piel.

    No debemos ponernos los calcetines si nos acabamos de poner crema o aún tenemos los pies húmedos, para ello debemos tener los pies completamente secos.

    Es muy recomendado acudir al podólogo o hablar con un especialista para tratar los problemas que pueden ir apareciendo en los pies. Si llevamos un tratado continuo con revisiones, no debemos preocuparnos. Nos aconsejarán que crema de pies utilizar y de que modo protegerlos durante todo el año.

     

    Y tú, ¿qué trucos utilizas para el cuidado de pies?