Cerrar
(0) artículos
Usted no tiene artículos en su carrito de la compra.
Productos
    Filters
    Preferencias
    Buscar

    Cómo prevenir la caída del cabello

    El ser humano pierde de forma natural entre 100 y 150 cabellos por día. Cuando se produce un incremento temporal de la caída del cabello puede deberse a factores estacionales, cambios en la alimentación y al uso incorrecto de productos capilares.

    Habitualmente las mujeres con pelo largo notan más este proceso natural porque los pelos se acumulan en el cepillo, la almohada e incluso en el suelo. En estos casos, es posible aplicar un tratamiento tópico (local) u oral para revitalizar el cabello, tratar el cuero cabelludo y reducir la caída.

    Sin embargo, también pueden existir causas médicas subyacentes que produzcan un aumento excesivo y permanente de este problema capilar. Las señales que debemos observar para saber si debemos consultar a un especialista son:

    • Notar que la caída del cabello se mantiene en el tiempo, derivando en una disminución  de la densidad del mismo o surgimiento de zonas visibles del cuero cabelludo.
    • Percibir adelgazamiento del cabello, que se muestra mucho más fino y débil.
    • Si la caída se acompaña de pérdida de pelo en las cejas o las pestañas.
    • Si aparece picor, folículos inflamados, escamas o engrosamiento del cuero cabelludo.

                    Causas no patológicas de la caída del cabello.

    Una de las principales causas de caída del cabello es la predisposición genética de la persona a la calvicie. La calvicie que aparece con la edad es irreversible y no presenta curación posible. Hasta cierto punto puede prevenirse manteniendo el cabello limpio y utilizando productos específicos aplicados con masajes muy suaves sobre el cuero cabelludo.

    El abuso de productos para el cabello como gel, laca y cera, también pueden ser causantes del incremento de la caída y debilitación del cabello. La aplicación frecuente incrementa la producción de sebo, que acaba acumulándose en los folículos impidiendo que el pelo nazca.

    La decoloración y el tinte del cabello, como también la utilización de productos para el alisado, pueden producir una debilitación notoria del cabello a largo plazo. Es fundamental permitir al cabello recuperarse y nutrirlo periódicamente, evitando que tienda a romperse.

                    ¿Qué debemos tener en cuenta?

    Existen productos de farmacia que pueden ayudar a prevenir y reducir la caída del cabello tanto en hombres como mujeres. Lo que no es posible es eliminar completamente este proceso o frenar el avance de la calvicie genética.

    Los masajes capilares suaves también son beneficiosos para limpiar los folículos del cuero cabelludo. Además,  mejoran la circulación sanguínea, incrementando la regeneración celular.

                    La alimentación puede ayudarnos

    Una alimentación saludable también puede ayudarnos a mejorar la vitalidad y fortaleza del cabello, como consecuencia de una mejora general de nuestra salud física.

    Las proteínas presentes en las legumbres y alimentos de procedencia animal colaboran en la renovación del cabello, permitiendo su crecimiento y engrosamiento natural.  Las vitaminas, incorporadas a través de frutas y verduras, ayudan a nutrir folículo piloso, equilibrar la producción de sebo y sanar los tejidos.

    Por ejemplo, las frutas que contienen vitamina C, colaboran en la generación de colágeno de forma natural. El colágeno permite que el cabello se vuelva más fuerte y menos quebradizo.

    También podemos complementar nuestra alimentación con cápsulas anticaída, especialmente si se está realizando un régimen de adelgazamiento o si atraviesa un período de estrés físico o psicológico.

    No debemos preocuparnos si el cabello se cae un poco a diario, esto es habitual. Pero recuerda que puedes consultar en tu parafarmacia de confianza ante cualquier duda.