Cerrar
(0) artículos
Usted no tiene artículos en su carrito de la compra.
Productos
    Filters
    Preferencias
    Buscar

    Causas, síntomas y tratamiento para la piel seca

    La piel seca al carecer de lípidos y componentes grasos suele mostrar un aspecto áspero y tirante. Las pieles secas son sensibles al entorno y durante los meses de invierno empeoran debido al frío, presentando una mayor aspereza, picores, zonas enrojecidas y brotes de dermatitis.

    Causas de la piel seca

    La piel seca está causada por el deterioro de la función barrera, el estrato córneo. Las células de la capa cornea se unen entre ellas mediante los lípidos epidérmicos, los cuales resultan esenciales para evitar la pérdida de agua de la piel. Si faltan estos lípidos, la piel pierde humedad y por tanto se reseca. Para evitarlo, se debe hidratar con cremas para la cara que refuercen tanto de forma pasiva como activa la función de la barrera.

    Síntomas de la piel seca

    No todas las pieles secas son iguales, algunas basta con hidratarlas durante el año, mientras que otras requieren de un tratamiento de nutrición intensiva. La diferencia entre la piel seca y la piel deshidratada, es que la seca no tiene granitos, está tirante y es propensa a las líneas de expresión y signos de la edad prematuros. También puede sufrir dermatitis o escamas de vez en cuando.

    Cómo tratar la piel seca

    Al tener deteriorada la función barrera, la piel no se encuentra protegida frente a los agentes externos como los cambios de temperatura, el agua caliente, el aire acondicionado, la calefacción o los parabenos. Para hidratarla de forma diaria, se deben utilizar limpiadores, cremas para la cara y protectores solares acordes a este tipo de piel y sus características.

    •          Limpiadores: leches, espumas o aceites con ingredientes con propiedades calmantes y que no resequen la piel.
    •          Exfoliantes: elegir uno suave, específicamente elaborado para pieles secas. Los exfoliantes eliminan las células muertas y favorecen la absorción de la crema hidratante.
    •          Serums: los principios activos se encuentran más concentrados que en las cremas para la cara, por lo que tienen una mayor capacidad hidratante.
    •          Cremas: muchas de ellas incluyen urea o ácido hialurónico, que refuerzan la barrera de la piel y evitan que la humedad se evapore.
    •          Ampollas y mascarillas: las ampollas y mascarillas también suponen un extra de hidratación. Mientras que las ampollas hidratan y calman la piel, las mascarillas (en formato papel) hidratan gracias a su efecto oclusivo.

    Recuerda que para mantener una piel bonita y cuidada, debes limpiarla e hidratarla diariamente mañana y noche.

    ¡Dale una nueva vida a tu piel!